tecnología-digital

5 formas en que la tecnología digital ha cambiado la educación

El uso de la tecnología digital en la educación está más extendido que nunca. La inclusión de herramientas como ordenadores portátiles y tabletas en el aula ha traído cambios significativos al entorno de aprendizaje tradicional.

No se espera que estos cambios se detengan pronto. Con el nacimiento y la implementación de nuevas tecnologías digitales, edtech está dando pasos adelante regulares y sustanciales cada año que viene.

En respuesta a la pandemia de COVID-19, esta transformación digital solo se ha acelerado. Con muchas instituciones que tienen que adaptarse a las nuevas condiciones de aprendizaje, los instrumentos educativos como las plataformas de educación digital y las clases en línea han crecido drásticamente en uso.

Este artículo explorará las formas más notables en que la tecnología digital ha cambiado la educación en los últimos años.

Más simulaciones y modelos en el aula con la tecnología digital

El software avanzado de simulación y modelado solía estar reservado para investigadores y empresas de tecnología. Hoy en día, la disponibilidad de estas soluciones ha crecido hasta el punto de que los educadores pueden implementarlas fácilmente en su propia enseñanza.

Estas herramientas permiten a los estudiantes experimentar su material de aprendizaje de una manera mucho más visual e interactiva. Los profesores ahora pueden crear experiencias dinámicas en el aula que representaciones situaciones y escenarios del mundo real.

Una de las tecnologías de simulación que ya está cambiando el futuro de la educación es la Realidad Aumentada (AR). La experiencia de realidad aumentada permite integrar objetos virtuales en el mundo real, lo que permite a los estudiantes interactuar con ejemplos virtuales de conceptos. Se ha demostrado que esto les ayuda a aprender y recordar nueva información más fácilmente.

Mayor disponibilidad de contenido de aprendizaje en línea

La experiencia de aprendizaje tradicional solía limitarse a un entorno de aula, con libros y vídeos como las principales herramientas de aprendizaje. Esto ha cambiado sustancialmente con la difusión del contenido de aprendizaje digital en Internet.

Ahora cualquiera puede acceder al conocimiento a través de cursos en línea, blogs y plataformas de educación digital. Esto hace que sea más fácil para cualquiera aprender, independientemente de su edad, nivel de ingresos o ubicación.

Los profesores se están convirtiendo en guías y entrenadores con la tecnología digital

Con el mayor uso de la tecnología en la educación, el papel de los profesores también está cambiando. Mientras todavía están presentes en el aula, las tecnologías digitales están empezando a cambiar la función de los educadores en todos los niveles de aprendizaje.

Ahora se anima y se espera que los estudiantes asuman más propiedad y responsabilidad en su propio aprendizaje. En lugar de solo proporcionar información, los profesores hoy en día se centran más en guiar a los estudiantes sobre cómo aprender, interpretar el conocimiento y realizar su propia investigación a través de Internet y dispositivos inteligentes.

Más personalización y adaptabilidad en la era digital

La generación Z y los millennials ya están bien documentados para esperar productos y servicios más personalizados. Por lo tanto, no es de extrañar que estas preferencias se extiendan al mundo de la educación y que las nuevas generaciones de estudiantes esperen cada vez más un aprendizaje individualizado.

En el pasado, un profesor no habría tenido tiempo suficiente para adaptar su plan de aprendizaje a cada estudiante individual. Sin embargo, con el gran número de herramientas de aprendizaje digital disponibles, los estudiantes pueden aprender de la manera que mejor les convenga, sin ocupar tiempo extra de sus profesores.

Oportunidades adicionales de colaboración con la tecnología digital

Aunque muchas escuelas y universidades han cambiado a clases en línea, esto no implica necesariamente que el aprendizaje se haya vuelto menos colaborativo. Por el contrario, los estudiantes tienen más herramientas que nunca para conectarse y trabajar juntos.

Los estudiantes pueden cooperar más fácilmente en proyectos o cursos comunes con el uso de aulas virtuales y software de colaboración especializado. Ahora es mucho más fácil para los estudiantes compartir ideas y aprender juntos tanto dentro como fuera del aula.

Si requiere más información al respecto, contáctenos, con gusto le ayudaremos.